Sueños lúcidos compartidos

Sueños lúcidos compartidos

De acuerdo con varios reportes que se han difundido en radio, periódicos y televisión, hay personas que tienen la capacidad de percibir lo que se conoce como sueños lúcidos compartidos. Éstos como su nombre lo indica hacen referencia a que dos o más individuos pueden participar activamente en una experiencia de orden onírico. Por esa razón, también se les ha llamado como sueños mutuos.

Primeramente tendríamos que entender que los sueños lúcidos compartidos poseen dos etapas invariablemente. En principio, las personas que están durmiendo comienzan a ver elementos que no tienen relación alguna, no sólo con otras personas sino que los símbolos que en ellos se proyectan no ofrecen alguna interpretación concreta.

Sin embargo, a medida de que avanza la noche y la gente va alcanzando un sueño más profundo, comienzan a surgir los sueños lúcidos compartidos. No hay que olvidar que en esta clase de hábitos nocturnos, las personas que sueñan son capaces de interactuar tanto con el otro individuo como con el entorno que los rodea.

Vale la pena señalar que la vertiente más escéptica de la comunidad científica ha analizado estos hechos y siempre se ha limitado a afirmar que los sueños lúcidos compartidos surgen gracias a que estando despiertos dos o más personas sostuvieron una larga y profunda charla sobre algún tema emocionante. Por ejemplo, emprender un viaje vacacional.

Sin embargo, hay evidencia de que existe un sueño que puede ser compartido con otra persona, la cual puede ser que jamás la hayamos visto en la vida. A esto se le conoce como sueños entre almas gemelas. Esta variedad es de lo más extraño, pues se dice que la conexión espiritual es tan fuerte con el otro individuo que los mensajes del subconsciente pueden traspasar literalmente cualquier frontera. Ojo, al decir que se trata de un alma gemela, no nos estamos refiriendo a que invariablemente tenga que ser una pareja sentimental, sino que también puede tratarse de una persona completamente ajena al círculo de camaradas que frecuentamos.

En fin, el misterio de los sueños lúcidos compartidos, continuará hasta que no se tenga el equipo necesario como para corroborarlo en un laboratorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *