Archivo del Autor: vermel

Cuento fantástico los ojos culpables

Cuento fantástico los ojos culpables

Aún hoy en día, en la península arábiga pasan cosas que a los que vivimos en el mundo occidental, nos quitan el aliento. Sin embargo, vamos a recordar un cuento fantástico el cual deseo que te sorprenda tal y como lo hizo conmigo.

Un individuo adinerado adquirió a una mujer por 4000 denarios. Por si no lo sabes, ésta era la moneda que se utilizaba en los tiempos en los que aún el mundo era dominado por el imperio romano. Se trataba de monedas acuñadas en oro que equivalían a cuatro sestercios.

Luego de esta nota informativa, retomemos la historia. El caso es que el hombre llevó a la mujer a su hogar y cuando se hizo de noche, éste empezó a llorar de manera desconsolada:

– ¿Qué te ocurre? Le dijo su esposa.

– Estoy triste, porque me he dado cuenta que lo hermoso de tus ojos, impide que me concentre en mis oraciones. Es más, creo que ahora te amo más a ti que a Dios.

Después de un rato, el hombre se quedó dormido y a la mañana siguiente en cuanto despertó vio que su mujer había hecho algo terrible.

– ¿Pero por qué te arrancaste los ojos? ¿Sabes que con eso tu valor ha disminuido considerablemente?

– Eso es lo que a mí menos me importa. Lo trascendente en este asunto es que nadie puede estar por encima de Dios y yo no deseo que por mi culpa, tú tengas conflictos relacionados con la fe que profesas.

De nuevo se hizo de noche, sólo que esta vez el hombre pudo dedicar el tiempo necesario a la meditación antes de caer en un profundo sueño. De hecho, fue durante ese estado de inconsciencia que le pareció escuchar una voz fantasmal que le advirtió:

– Tal vez de verdad pienses que tu mujer perdió su valor al quitarse los ojos, más te aseguramos que sucedió todo lo contrario. Por ello, nos la hemos llevado.

El hombre despertó sobresaltado y miró sobre su cama que yacía el cuerpo de su esposa sin vida y sobre el 4000 denarios.

Sueños lúcidos compartidos

Sueños lúcidos compartidos

De acuerdo con varios reportes que se han difundido en radio, periódicos y televisión, hay personas que tienen la capacidad de percibir lo que se conoce como sueños lúcidos compartidos. Éstos como su nombre lo indica hacen referencia a que dos o más individuos pueden participar activamente en una experiencia de orden onírico. Por esa razón, también se les ha llamado como sueños mutuos.

Primeramente tendríamos que entender que los sueños lúcidos compartidos poseen dos etapas invariablemente. En principio, las personas que están durmiendo comienzan a ver elementos que no tienen relación alguna, no sólo con otras personas sino que los símbolos que en ellos se proyectan no ofrecen alguna interpretación concreta.

Sin embargo, a medida de que avanza la noche y la gente va alcanzando un sueño más profundo, comienzan a surgir los sueños lúcidos compartidos. No hay que olvidar que en esta clase de hábitos nocturnos, las personas que sueñan son capaces de interactuar tanto con el otro individuo como con el entorno que los rodea.

Vale la pena señalar que la vertiente más escéptica de la comunidad científica ha analizado estos hechos y siempre se ha limitado a afirmar que los sueños lúcidos compartidos surgen gracias a que estando despiertos dos o más personas sostuvieron una larga y profunda charla sobre algún tema emocionante. Por ejemplo, emprender un viaje vacacional.

Sin embargo, hay evidencia de que existe un sueño que puede ser compartido con otra persona, la cual puede ser que jamás la hayamos visto en la vida. A esto se le conoce como sueños entre almas gemelas. Esta variedad es de lo más extraño, pues se dice que la conexión espiritual es tan fuerte con el otro individuo que los mensajes del subconsciente pueden traspasar literalmente cualquier frontera. Ojo, al decir que se trata de un alma gemela, no nos estamos refiriendo a que invariablemente tenga que ser una pareja sentimental, sino que también puede tratarse de una persona completamente ajena al círculo de camaradas que frecuentamos.

En fin, el misterio de los sueños lúcidos compartidos, continuará hasta que no se tenga el equipo necesario como para corroborarlo en un laboratorio.

El experimento del terror

Pocos la conocemos, no sabemos si es real o solo un mito, pero vale la pena escuchar la terrorífica historia de Mark Swammer.

El experimento del terror

Mark era un niño nacido en Moscú, Rusia, hijo de un prestigiado científico y una impecable ama de casa. Al ser hijo único, sus padres siempre se preocuparon de que Mark tenga una buena educación, ya que era un niño especial, con un nivel de inteligencia mucho mayor a la de sus compañeros, lo enviaron a una escuela preparada para este tipo de personas.

Un día al volver de la escuela Mark encontró a su madre llorando muy angustiada, ella le dijo que un experimento había salido mal en el laboratorio de su padre y que él mismo había tenido una horrible muerte. Esto despertó en Mark gran curiosidad, investigó entre los archivos de su padre y descubrió que el mismo estaba trabajando en la creación de lo que aparentaba ser una extraña criatura venenosa que iba a ser usada por el ejército Ruso en las guerras.

La muerte de su padre marcó tanto al joven que decidió seguir los pasos de su padre, se graduó con honores de la universidad y a lo largo de los años se convirtió en un prestigioso químico. Pero el éxito nunca viene sin consecuencias, la gran sabiduría de Mark hizo que este enloqueciera y pasaba días enteros en un laboratorio que había preparado en el subsuelo de su casa trabajando en el experimento que mató a su padre.

Pasaron los años, hasta que Mark creyó haber descubierto la forma de engendrar a la criatura, mezclar las sustancias necesarias y nada ocurrió. Día y noche trabajando en ello, sin dormir, despierto por el efecto de sustancias creadas por él mismo decidió que si no podía crear tal criatura, quizás encontraría la forma de transformarse él en un infalible arma para la batalla.

Creo un suero inyectable, de color amarillento, que le daría gran fuerza, aumentaría todas sus capacidades y se transformaría en lo que iba a ser una criatura indestructible. Mark inyectó el suero en su cuerpo, sintiendo un gran dolor al principio, pero nada pasó luego.

Horas más tarde, uno de sus vecinos oyó ruidos muy fuertes en la casa de Mark, por lo que alertó a la policía. Al ingresar en la casa, estaba todo destrozado, el cuerpo de su madre yacía destrozado y varias partes del mismo repartidas por la casa.

Bajaron al laboratorio y advirtieron la presencia de Mark dentro de él, pero no era el mismo de siempre, se había convertido en una salvaje y sanguinaria criatura, poseía unos intimidantes ojos color rojo, sus manos se habían convertido en enormes garras, sus dientes en filosos colmillos y de su pecho salía una horrible protuberancia. Su piel estaba cubierta de una especie de ampollas, una al lado de la otra rellenas de lo que parecía ser sangre.

Aterrorizados los policías pidieron refuerzos, lanzaron dardos tranquilizantes y balas de todo tipo, pero nada detenía a la bestia, que paso a paso mataba agentes.

Como ultima opción, decidieron encerrarlo e incendiar su casa, pero entre las llamas que salían de ésta, la criatura que anteriormente era el inteligente Mark dio un salto y corrió, destruyendo todo lo que se interpusiera en su camino. Intentaron perseguirlo, pero la bestia tenía gran velocidad y agilidad, por lo que lo perdieron enseguida.

Hay quienes cuentan que la bestia se esconde en unas cuevas al pie de la montaña, ya que miles de turistas han desaparecido con el paso de los años, pero hasta el momento nadie ha podido verlo.